«Llego allí donde las mareas me dejen. Con los años, trozos de mi, parte de una vida que ahora es carcasa vacía, se han dejado caer en esta playa del Mediterráneo malagueño. Recuperada del olvido y de la inminente desaparición, me presento tal cual soy: una belleza imperfecta. Mi nombre es Conchita Demar y soy expresión simbólica de un momento, el resultado de la aparición de formas y restos, de una luna y de una marea».

amor entre vieiras atadas
amor entre vieiras atadas

 

Escrito por:conchitademar