En Conchita Demar trabajamos con materiales naturales, restos de conchas recolectadas del Mediterráneo malagueño que con mucho mimo son tratadas para resaltar su forma y colores propios que en combinación con gemas, perlas o coral son ensambladas en cordón de algodón, cuero, cáñamo o cable de acero y su confección es 100% manual. Cada pieza es única e irrepetible, algunas pueden llegar a ser similares pero no hay dos iguales.

Las conchas, producidas por la naturaleza tienen un nivel de resistencia y duración variable según su tamaño, composición y datación. Por ello te recomendamos tratarlas y manipularlas con máximo cuidado: no las dejes caer, no pongas otros objetos encima, no le eches perfume, no las mojes. Es normal que con el paso del tiempo varíe su tono de color, por lo que si quieres mantener su brillo puedes usar aceite de argán, oliva o almendras, solo un poco y dando toques con un algodón. Es posible que algunas de las conchas por su modelado natural presenten alguna esquina o punta algo más afilada, que podrás dejar tan suave y redondeada como desees, limándola ligeramente con una lima de uñas, pero no con otro material que la podría romper o corroer.

Almacena tu Conchita Demar en su funda y si el cordón es de acero o cuero evita doblarlo y farzarlo, para evitar que se deforme. Para reducir el tamaño haz círculo concéntricos, sigue la forma natural del material, de esta manera se mantendrá en buena forma y condición durante más tiempo.

Para el envoltorio y transporte de Conchita Demar trabajamos con cartón 100% reciclado y si puede ser reutilizado también. Nuestra prioridad es el medio ambiente y que estas piezas causen el menor impacto posible en la naturaleza.

Estaremos encantados de responder a tus dudas y sugerencias. ¿hablamos? escríbeme a info@conchitademar.es